Animales

Las 10 serpientes más venenosas del mundo

Las serpientes son animales que cuentan con una apariencia que anuncia el peligro que pueden llegar a suponer tanto para otros animales como para las personas. Según un estudio realizado por la OMS que aportaba datos sobre los accidentes y consecuencias de las mordeduras de las serpientes en seres humanos por todo el planeta, se estimó que se producen hasta 5,4 millones de picaduras al año, de las cuales la mitad terminan con envenenamiento. 

Aunque no todas las serpientes son venenosas, las que sí lo son pueden ser fácilmente mortales para cualquier otro ser vivo, lo que explica que entre 81.000 y 138.000 personas mueran cada año como consecuencia de la picadura de una serpiente, sin contar las personas que sobreviven pero con amputaciones de miembros o secuelas permanentes. 

Tomando como base el estudio oficial de la OMS, estableceremos el listado de las 10 serpientes más venenosas del mundo actuales, tomando como referencia la potencia del veneno de su mordedura.

10. Serpiente de cascabel

Famosa por el peculiar sonido que hace con la cola que la ha llevado a la gran pantalla en innumerables ocasiones, la serpiente de cascabel es una serpiente americana que ocupa el décimo lugar entre las más venenosas del mundo. Algunas de las especies más grandes de cascabel pueden llegar a los 2,5 metros de largo y pesar hasta 4 kg, todas ellas con la característica punta de cola.

La mordedura de un ejemplar adulto afecta a la corriente sanguínea dañando tejidos, órganos y coagulando la sangre, aunque se puede disminuir el riesgo de muerte hasta el 4% con su antídoto.

9. Cobra india

La cobra india es muy respetada y temida en la cultura hindú, y las características de esta serpiente no son para menos. Aunque la cobra india no sobrepasa el metro de longitud, su veneno es el noveno más potente del mundo, que paraliza los músculos y pueden llevar a un paro cardiorrespiratorio.

El curioso estampado de su capuchón abierto, con dos manchas oscuras, le ha ganado el sobrenombre de “cobra de anteojos”, y como bien indica su nombre oficial, se la puede encontrar exclusivamente en el subcontinente indio, en zonas salvajes, pero también en grandes urbes rodeada de multitudes, por lo que se registran numerosas picaduras a lo largo del año. 

8. Víbora de Russell

Otro de los especímenes más venenosos que podemos encontrar en el subcontinente indio, sobre todo en la parte de China, India y Taiwan, es la Víbora de Russell. Forma parte del grupo de las cuatro grandes serpientes venenosas de la India y es responsable de la mayor parte de las mordeduras y muertes del mundo al cabo del año por habitar zonas superpobladas.

Una serpiente de Russell adulta puede producir entre 130-250 mg de veneno, siendo entre 40 y 70 mg la cantidad necesaria para matar a una persona, presentando síntomas como necrosis, vómitos, hemorragia y fallo renal en el 25-30% de las mordeduras no tratadas.

7. Bothrops

Este subgénero de serpientes venenosas de la familia de las víboras cuenta con 45 especies de serpientes que habitan en México, América Central y la mayor parte de Sudamérica. Uno de los rasgos característicos de estas serpientes son las fosetas loreales a los lados de la cabeza, que les permite localizar animales de sangre caliente y potenciales presas.

En este subgénero podemos encontrar la serpiente terciopelo, que es responsable de más muertes que cualquier otro grupo de serpientes venenosas como consecuencia de la hipotensión generada por el veneno. Esta serpiente se encuentra muy fácilmente con el ser humano al ser los ratones, ratas y lagartos su presa principal, que se pueden encontrar en las viviendas.

6. Cobra real

Aunque ocupa el sexto puesto de las serpientes más venenosas del mundo, tiene el indiscutible puesto de la serpiente venenosa más grande del planeta. Se han registrado individuos de más de 6 metros y en su dieta podemos encontrar otras serpientes, en algunos casos más grandes que la propia cobra real.

Aunque su veneno es menos potente en comparación con otras serpientes del mundo, inyecta tal cantidad (es la serpiente que más cantidad de veneno produce, con hasta 7 ml en una mordedura) que puede provocar la muerte de una persona adulta. La cobra real se encuentra en regiones de la India, el sur de China, Vietnam, Filipinas y Tailandia.

5. Mamba verde

A diferencia de otras serpientes venenosas, la Mamba verde vive en los árboles del este africano. Se la reconoce fácilmente por su llamativo color verde que la ayuda a camuflarse entre las hojas de los árboles, y puede llegar a medir 3,7 metros de longitud.

No se caracteriza por ser una serpiente fácil de provocar, como la víbora de Russell, sobre todo cuando se encuentra en el suelo. Su quinto puesto se debe a que su veneno, aunque similar al de la Mamba negra, es una décima parte menos tóxico y se inyecta menor cantidad por el menor tamaño de la serpiente. 

4. Mamba negra

La Mamba negra es la serpiente más temida en África, y su fama no es desmerecida. Además de su tamaño y velocidad de ataque, la toxicidad de su mordedura y la rapidez con la que se presentan los síntomas, por lo que la probabilidad de fallecer tras el ataque, sobre todo en zonas de escaso acceso a una cura o tratamiento, son elevadas.

La Mamba negra es fácil de irritar, lo que contribuye al gran número de ataques que se registran cada año y que requieren de hospitalización temprana y de un torniquete en la zona de la mordedura para evitar el fallecimiento de la víctima. 

3. Serpiente tigre

Con el tercer veneno más potente del mundo, la serpiente tigre es uno de los grandes peligros que puedes encontrar en Tasmania y otras regiones subtropicales de Australia, especialmente en las costas, donde se alimentan principalmente de ranas. Aunque existe un antídoto para su veneno, la mitad de las personas que no reciben la inyección a tiempo fallecen por complicaciones respiratorias.

No son demasiado agresivas, pero se puede identificar fácilmente cuando se sienten amenazadas por el inflar y desinflar de su cuerpo de hasta 2 metros y 10 centímetros que precede al ataque. Su mordedura es, además de potencialmente mortal, muy potente y dolorosa.

2. Serpiente marrón

La categoría de serpiente marrón, entre las que podemos encontrar la serpiente marrón oriental, ocupa el segundo lugar de esta lista. Se puede encontrar en Oceanía, en zonas de pastizales, brezales, bosques abiertos o en el desierto, y puede alcanzar fácilmente los 2,5 metros de longitud, por lo que es considerada como una de las serpientes más largas de Australia.

Su veneno debe tratarse con antiveneno de serpiente negra y es 12 veces más potente que el de la cobra india. Debido a la introducción de especies invasoras en su hábitat se encuentra actualmente en peligro de extinción.

1. Serpiente de Taipán

El primer puesto lo ganó recientemente la serpiente de Taipán cuando en el Parque Australiano de Reptiles se extrajo un total de 3,32 gramos de veneno de una sola serpiente. Tras su análisis se pudo comprobar que con esta dosis se podría matar a más de 100 personas, por lo que se ha comenzado rápidamente a elaborar un antídoto para intentar reducir el impacto de los 2.000 casos anuales de ataques de serpientes que se registran en esta zona. La serpiente de Taipán puede alcanzar los 3 metros y es bastante pacífica, a pesar de que su veneno es 50 veces más potente que el de la cobra india.

Consideradas como dioses en algunas regiones de nuestro planeta, las serpientes deben ser respetadas, como mínimo, al igual que el resto de animales. Su intención no es la de atacar a los seres humanos, ya que no nos consideran como presas en la mayoría de los casos, aunque su veneno pueda acabar incluso con más de una persona en una sola dosis y se registren cientos de fallecimientos como consecuencia de desafortunados encuentros entre estos animales y las personas. 

Si vas a viajar o vas a visitar alguna zona donde puedas encontrar alguna de estas serpientes u otra especie que pueda suponer un peligro para tu integridad física, recuerda contar con un seguro médico adecuado y acompañarte de personas especializadas que sepan cómo tratar con estos animales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba