Animales

Los 13 animales más feos del mundo

No todos los animales del planeta resultan adorables, graciosos o majestuosos, pero la The Ugly Animal Preservation Society surgió en 1012 para defender y dar difusión a los animales feos a través de shows con comediantes para que las personas conozcan un poco más sobre estos animales y, aunque no sean muy agraciados, los valoren un poco más a través del entretenimiento y la risa.

Si no te viene ningún animal feo a la mente es porque estamos acostumbrados a leones, ballenas, perros y otros animales que tienen un encanto natural generalizado y que quedan mejor en la portada de un libro o un cuadro que, por ejemplo, el pez borrón, del que hablaremos en esta lista de los 13 animales más feos del mundo. Alguno de los cuales parecen hasta sacados de historias de ciencia ficción.

13. Tarsero filipino

Como su nombre indica, el tarsero se puede encontrar en el archipiélago filipino durante la noche. No suelen pasar los 15 cm de largo, por lo que se camuflan muy bien en la selva tropical y hace difícil su avistamiento. Suelen pasar la mayor parte del tiempo cogidos a las ramas de los árboles, aunque de día duermen en agujeros oscuros en el suelo.

Su rasgo característico son unos enormes ojos amarillentos con unas pupilas diminutas que le confieren una mirada un tanto siniestra, acompañados de unos dedos largos y finos que les ayudan a trepar por los árboles. Lamentablemente, estos animales no se adaptan bien a la cautividad, pues se estresan con facilidad y acaban golpeándose la cabeza hasta morir.

12. Tapir amazónico

El tapir amazónico (también conocido por múltiples nombres, como danta, anta, tatabra, mbeorí, mboreví o sachavaca) es un mamífero terrestre de Sudamérica que parece un híbrido entre un jabalí, un rinoceronte y un oso hormiguero.

A pesar de su aspecto, con una crin corta y erecta desde la cola hasta el cuello sobre una protuberancia suave en el lomo, son muy ágiles tanto en tierra como agua, y aunque no ven muy bien, su oído es excelente. Son animales bastante tímidos y su dieta se basa en semillas, fruta y vegetación; aunque también les gusta lamer la sal de las colpas. 

11. Murciélago vampiro

A su espeluznante aspecto, la característica que comparten todas las especies de la familia de los murciélagos vampiro los ha hecho merecedores de un hueco en esta lista. Existen actualmente tres especies que se parecen mucho entre sí y que los diferencia de cualquier otra especie de murciélagos, probablemente por su hábito hematófago (se alimentan de la sangre de otros animales) gracias a sus termorreceptores en su nariz y hocico chato perfecto para clavar los colmillos.

LEER TAMBIÉN  Los 10 gatos más grandes del mundo

Aunque la cantidad de sangre que extraen de sus víctimas no es suficiente como para provocar la muerte, sí es importante el riesgo de contagiar la rabia que provoca la mordedura de los murciélagos vampiro.

10. Cangrejo gigante japonés

Parte de la familia de los cangrejos araña y con un increíble tamaño de 2 metros y 20 kg de peso, el cangrejo gigante japonés puede protagonizar una película de alienígenas sin problema.

Además de su aspecto aterrador, sus pinzas son más fuertes que la mandíbula de un cocodrilo, peligro que advierte su cuerpo de color naranja vivo con manchas blancas, y actualmente ostenta el título del artrópodo vivo más grande del mundo. A pesar de su aspecto y potencia, este cangrejo opta por decorarse el cuerpo con restos que encuentra en el mar para camuflarse y evitar ser visto.

9. La tortuga matamata

No es de extrañar que se confunda a la tortuga matamata con una piedra o parte del suelo con ese caparazón lleno de protuberancias que también tiene en patas y cabeza, que además de buen tamaño tiene una forma aplanada y alargada. Se la puede encontrar en bosques tropicales de Bolivia, Ecuador y Colombia, aunque también hay algunos grupos en Venezuela, Perú y Brasil.

Es una tortuga carnívora que pasa la mayor parte del tiempo en aguas poco profundas y, a pesar de su aspecto poco agradable, se utiliza por algunas comunidades indígenas para fines de consumo y usos medicinales.

8. Topo de nariz estrellada

Aunque parece sacado de una película de terror, el topo de nariz estrellada en realidad utiliza esos 22 tentáculos rosados, móviles y flexibles para detectar comida bajo el suelo. A diferencia de otros animales subterráneos, el topo de nariz estrella tiene una capa de pelo por todo el cuerpo y una cola larga y escamosa, además de unas grandes garras para avanzar por la tierra y desenterrar insectos, gusanos y crustáceos.

Se lo puede encontrar a lo largo de toda la costa nordeste de Estados Unidos, ya que es un gran nadador y frecuenta las zonas de ríos y lagos.

7. Uakarís

Estos monos que viven concretamente en la cuenca superior del Río Amazonas y el uakari calvo es sin duda el más llamativo de todos. Todo su rostro, frente y parte del cráneo están desnudos y deja a la vista una piel de un rojo vivo que destaca sobre el resto de su cuerpo cubierto de pelo castaño o casi blanco.

Debido a la tala masiva de árboles en el Amazonas, su población, como la de otras muchas especies, se ha visto mermada, siendo catalogada actualmente como especie vulnerable. Además, en algunas zonas también se le da caza como fuente de alimento por algunas de las tribus que todavía se conservan. 

LEER TAMBIÉN  Los 10 animales más peligrosos del mundo

6. La tortuga de Swinhoe

Esta tortuga asiática pertenece a la familia de las tortugas de caparazón blando y tiene un aspecto tosco y primitivo que la hace parecer recién salida de un documental del jurásico. Lamentablemente, la supervivencia de la tortuga de Swinhoe se encuentra en estado crítico, ya que la última hembra murió en cautiverio hace un par de años y solo queda un ejemplar más en cautividad y dos en libertad, uno en China y otro en Vietnam, donde se le considera un animal relacionado con los dioses.

En enero de 2021 se encontró una hembra, la única de la especie, que se espera que recupere la especie próximamente junto al macho conservado en el zoológico de Suzhou.

5. El mono narigudo

Aunque donde  verdaderamente destaca su nariz abultada es en los machos, las hembras también presentan una nariz más grande de lo normal en comparación con otros monos. Estos rasgos con un claro dimorfismo sexual se pueden apreciar también en otros machos y son una consecuencia de la selección sexual a lo largo de generaciones.

Aunque a las personas nos pueda resultar un atributo divertido y que no coloca al mono narigudo entre los animales más bonitos del mundo, parece que a las hembras de esta especie les gusta, ya que parece que cuanto más grande es la protuberancia nasal, mayor tamaño, fuerza y posibilidades de liderazgo tiene su dueño, y mayor probabilidad de conseguir aparearse con éxito.

4. El tenrec listado

Este mamífero que vive principalmente en Madagascar es el tenrec listado, una de las 30 especies distintas de tenrec que se pueden encontrar. Su aspecto es similar al de un topo, erizo o musaraña, cubierto de pelo amarillo y negro que pretende avisar a sus depredadores de que tras esa capa tiene escondidas unas espinas puntiagudas.

No tienen una gran visión, por eso su actividad se centra principalmente en la noche, por lo que se comunican entre sí con ultrasonidos audibles solo para ellos, y son uno de los mamíferos que puede tener más crías de una sola vez, con hasta 32 retoños.

3. La rana púrpura de Bhupathy

Su estilo de vida subterráneo le permitió pasar desapercibido entre los investigadores de todo el mundo hasta 2003. Su nombre le viene del color de su piel, completamente desnuda y brillante, y que junto con su nariz protuberante como la de un cerdo le da ese aspecto afeado.

LEER TAMBIÉN  Las 7 medusas más peligrosas del mundo

Su vida es casi completamente bajo tierra, saliendo únicamente a la superficie para aparearse si llueve, ya que son anfibios. Como consecuencia de la tala masiva de bosques en la India se considera que la rana púrpura de Bhupathy se encuentra en peligro de extinción, ya que toda su población se concentra en una sola área en todo el planeta.

2. La rata topo

Este animal tiene un aspecto tan apocalíptico que no nos extraña verlo como enemigo en videojuegos, como en la famosa saga Fallout. Su piel completamente desnuda es una consecuencia de su vida subterránea, principalmente en Etiopía, Kenia y Somalia, donde se alimenta de raíces y tubérculos, por lo que se la considera una plaga para las cosechas de patatas y otros vegetales.

Además de tener un aspecto muy poco favorecedor, son roedores muy longevos (hasta 29 años) y es uno de los pocos animales en el mundo insensible a muchos tipos de dolor por su deficiencia de neuropéptidos conocidos como sustancia P. 

1. El pez borrón

El pez borrón o pez gota ostenta el título del animal más feo del mundo, incluso la The Ugly Animal Preservation Society le otorgó este título oficialmente en 2013 por su indiscutible aspecto desagradable. Este pez carece de esqueleto, músculos y vejiga natatoria, así que está compuesto de una carne gelatinosa de color blanquecino, con una característica “cara” abultada y algo deforme.

Es una especie endémica de Australia y que vive en el fondo marino, donde emplea la mayor parte de su energía en desplazarse tranquilamente buscando alimento. Actualmente se encuentra en peligro de extinción por la pesca de arrastre de la zona, aunque su captura es accidental, ya que no se destina al consumo humano.

La belleza de un animal es un rasgo subjetivo que, como la naturaleza nos ha enseñado, no siempre es algo deseable si se quiere conseguir una pareja para reproducirse. Algunos animales presentan “deformaciones” y otras exageraciones físicas que a nuestros ojos los catalogan como los animales más feos del mundo, pero cuanto más evidente resulta, más atractivo resulta para sus parejas sexuales, lo que finalmente es un éxito para esos ejemplares. También tenemos que tener en cuenta que esta catalogación es en base a nuestro criterio como seres humanos y que, seguramente, si los animales pudieran valorar nuestro aspecto de igual forma, quizá su opinión nos sorprendería.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba